Los muffins de camote quema grasa se pueden comer en el desayuno (¡100% sin gluten!)

Por qué deberías comer más camote

Los camotes son una de las verduras más antiguas conocidas por la humanidad, y se consideran nativas de África Central y del Sur. Según lo confirmado por las reliquias de camote que datan de 10 000 años, se han comido desde épocas prehistóricas.

Casi 80 millones de toneladas de camotes se cultivan anualmente en China, 14 millones de toneladas en África, 2 millones en América Central y del Sur y 1 millón en Estados Unidos.

Los camotes son una de las fuentes más ricas de betacaroteno, un antioxidante que se ha encontrado para combatir los radicales libres en el cuerpo. Los radicales libres pueden dañar el ADN de las células, dando lugar a mutaciones. A su vez, esta mutación conduce al desarrollo de diversos cánceres.

Son conocidos por su perfil nutricional robusto y valor relativamente bajo en calorías. Contienen grandes cantidades de vitamina A, vitaminas B1, B2, B3 y B6, vitamina C y minerales como manganeso, cobre, hierro, magnesio, potasio, fósforo, fibra, biotina y ácido pantoténico.

Este vegetal ofrece una amplia gama de beneficios para la salud. Por ejemplo, su contenido de vitamina B6 ayuda a reducir los niveles de homocisteína en el cuerpo, por lo que reduce el riesgo de ataques cardíacos. La vitamina C, por otro lado, mantiene la gripe y el frío a raya, facilita la cicatrización de heridas, nos ayuda a lidiar con el estrés y produce colágeno para mantener la piel sana. El alto contenido de vitamina D apoya la glándula tiroides, ayuda a construir huesos sanos, dientes y piel, y juega un papel importante en los niveles de energía. El magnesio es necesario para la salud sana de la arteria, la sangre, los huesos y el corazón, mientras que el hierro aumenta la inmunidad y la resistencia al estrés. Lo más importante, el camote está lleno de propiedades antiinflamatorias que trabajan contra la inflamación crónica y aguda.

Muffin de camote



loading...

Receta

Ingredientes

  • 1 camote orgánico (asado)
  • ½ taza con jarabe de arce orgánico puro
  • 2 cucharadas con aceite de oliva orgánico
  • ¾ de taza con leche de coco orgánica
  • ¼ de taza con harina de coco orgánica
  • 1 taza con harina de arroz integral orgánica
  • 1 cucharadita con jengibre molido
  • ⅛ de cucharadita con clavo molido
  • ⅛ de cucharadita con nuez moscada molida
  • 1 cucharada con polvo de hornear
  • 1 cucharada con canela molida
  • ½ cucharadita con sal de Himalaya rosa

Preparación

  1. Primero, precalientas el horno a 400 ℉ y engrasas la bandeja de muffins de 12 orificios.
  2. Una vez que el horno alcance la temperatura adecuada, haces pequeños agujeros en el camote y pones en la rejilla central del horno.
  3. Cocinas durante aproximadamente una hora, o hasta que se ablande. Cuando esté cocido, sacas del horno y dejas que se enfríe.
  4. Una vez enfriado, retiras la pulpa y colocas la pulpa en un tazón. Puedes disponer de la cáscara o comerla como merienda, ya que contiene las mismas vitaminas que la propia verdura.
  5. Añades el jarabe de arce, el aceite de oliva y la leche sobre el camote y mezclas para crear una mezcla homogénea.
  6. Mezclas los otros ingredientes en un recipiente separado y viertes sobre la mezcla de camote.
  7. Colocas la masa en la bandeja de muffins, colocas en la rejilla central, y cocinas durante aproximadamente media hora.

Dinos lo que piensas...

,

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Bienvenidos!

Regálanos un “Like” y Disfruta de Nuestras Actualizaciones en Facebook!